¿Pretérito o imperfecto?

Conclusiones

(Página para imprimir)

 

Los orígenes del chocolate

 

El chocolate tiene su origen en Mesoamérica.  Desde hace más de 2000 años, la cultura maya cultivaba (cultivar) ya árboles de cacao.  En un principio, los ancestros de los mayas transplantaron (transplantar) los árboles desde la selva tropical hasta sus propios jardines.  Ahí pudieron (poder) perfeccionar la técnica del cultivo y del cuidado del cacao.  De esa forma el cacao se convirtió (convertirse) en un estilo de vida prehispánico con implicaciones económicas y sociales.

 

En la antigüedad, las civilizaciones maya y azteca utilizaban (utilizar) el cacao con diferentes fines.  El principal propósito era (ser) como bebida.  En la civilización maya, ricos y pobres disfrutaban (disfrutar) del chocolate, mientras que para los aztecas, sólo la realeza, los gobernantes , sacerdotes, militares y comerciantes podían (poder) tomar chocolate.

 

Hacia el año 1400, el imperio azteca dominaba (dominar) gran parte del territorio mesoamericano.  En aquellos tiempos, los aztecas realizaban   (realizar) trueques de cacao con los mayas y también con otras culturas circunvecinas.  Con el tiempo, el cacao  llegó (llegar) a ser una forma de moneda en la América precolombina.  En el pasado, la importancia del cacao era (ser) tan grande, que los aztecas exigían (exigir) el pago de impuestos en granos de cacao.

 

Es verdad que en la cultura azteca el cacao representaba (representar) el poder económico y la aristocracia, pero los aztecas al igual que los mayas, lo usaban (usar) en ceremonias religiosas también.  Durante los ritos sagrados era (ser) una tradición servirlo humeante y espumoso.  En un aspecto más terrenal, en el pasado se creía (creer) que el chocolate tenía (tener) propiedades afrodisíacas, otra razón más para su popularidad.

 

Con la llegada de los españoles al continente americano, la dinámica del cacao cambió (cambiar).  A los conquistadores no les importaban (importar) las semillas de cacao como forma de moneda.  Aunque ellos llevaron (llevar) el chocolate a España en el siglo XVI, fue (ser) hasta mucho tiempo después que el chocolate empezó (empezar) a cobrar auge en el mercado europeo.

 

Nota:

Si usted acertó la mayoría de las respuestas (o incluso si sólo acertó algunas), es menester que se recompense con una humeante y espumosa taza de chocolate.  No olvide añadir un poco de canela para más sabor.  ¡Buen provecho!

 

Volver